Después del pico de trabajo más fuerte del año para una VENDEDORA DE PERFUMES, es probable que te sientas como si te hubiese pasado un camión por encima.

¡Es normal!

 

 

Ahora es el momento de volver a un ritmo más cotidiano.

Si tienes la oportunidad de coger días de recuperación o de vacaciones, aprovecha para descansar y recargar.

Eso sí, ten en cuenta que no puedes pasar de un nivel 100 de actividad a 0 rápidamente. Necesitas un periodo de transición para que los excedentes de adrenalina y cortisol que has tenido disparados, se eliminen de forma natural y equilibrada de tu cuerpo. Así que, si este es el caso, disminuye progresivamente la actividad ayudándote, si es necesario, con ejercicios aeróbicos o paseos diarios para ir acomodando tu organismo al nuevo ritmo.

 

 

En este periodo de recarga, nútrete con alimentos sanos y vitales. Incrementa la dosis de verduras de color verde, cereales integrales y frutas variadas. Disminuye los alimentos procesados o precocinados y la carne.

Cuando trabajaba en spas, para guiar a los clientes en su elección nutricional, les pedíamos preguntarse: ¿si plantases ese alimento en la tierra, crecería? Si la respuesta es SÍ, es vital, contiene fuerza de vida, así que abusa de él. Si la respuesta es NO, disminuye o evita su consumo, sobre todo si estás atravesando un periodo de agotamiento o cansancio.

 

 

Facilita tu descanso nocturno tomando un baño de sales con aceites relajantes como la lavanda o la camomila.

Prepárate tu infusión favorita antes de dormir: tila con flor de azahar, manzanilla con anís verde, valeriana y lúpulo…

Evita conectarte al móvil o al portátil justo antes de ir a dormir (la luz azul que emiten las pantallas altera la calidad del sueño).

 

 

Disfruta de la naturaleza. Sal a pasear por el parque, la playa o bosque más cercano.

En los días más soleados de invierno, cierra los ojos y deja que los tibios rayos de sol acaricien tus párpados durante unos minutos. La helioterapia te ayudará a reconectarte.

Aunque no te des cuenta porque estés acostumbrada, el nivel de ruido al que estás sometida en una tienda, centro comercial o grandes almacenes, es impresionante. Dedícate ratitos de silencio, de estar a solas. Te ayudarán a conectar con tu interior, con lo que de verdad necesitas para estar bien.

 

 

Pequeños rituales al llegar a casa como encender una vela perfumada o una barrita de incienso, te ayudarán a desconectar y dejar los problemas fuera.

Reduce las noticias negativas, ¿de verdad es imprescindible conocer todas las desgracias que pasan cada día en el mundo? Con conocer las justas, ya vamos sobrados. Sustitúyelo por escuchar música que te guste o una conversación con tu mejor amiga.

 

 

Cuando vayas estando más descansada y más recargada, tendrás ocasión de hacer análisis de la campaña y replantearte nuevas metas para este nuevo año ¿o prefieres seguir sin rumbo? Estoy segura de que no.

No te pierdas el artículo de la semana que viene. ¡Te lanzaré nuevos retos!

¿Serás capaz de aceptarlos?

 

Elena del Valle Baranda

 

Deseo que este contenido te haya resultado útil. Puedes suscribirte a nuestro Club de Formación Perfumes de manera gratuita dejándonos tu email o WhatsApp.

Si lo deseas, puedes reenviar este artículo a tus compañeros. Entre todos podemos crear una gran comunidad de Vendedoras de Perfumes.

 

¡Ya está disponible el Curso para Promotoras de Perfumes!

Si deseas convertirte en un auténtico profesional de la perfumería y hacer de tu pasión, tu profesión, matricúlate ya y sigue las clases a tu ritmo y desde cualquier lugar.

Más info aquí

 

 

Suscríbete

Podras recibir novedades

15585
ESCRÍBENOS
A %d blogueros les gusta esto: