En plena campaña del Día de la Madre hemos preguntado a nuestros seguidores en redes sociales a qué huelen las madres.

El olor de una madre es el primer aroma que olfateamos y registramos cuando nacemos. Desde ese momento su olor personal pasará a formar parte de nuestra memoria olfativa.

La relación que mantengamos con la figura materna condicionará en gran medida las evocaciones aromáticas que nos genera su presencia o  recuerdo. Podrán ser más o menos positivas, pero seguro serán siempre intensas.

 

 

Santiago Gil, es periodista y escritor. Tiene el don de la palabra. Vive de su talento. Ganador del Premio Internacional de Novela Benito Pérez Galdós. A él también le hemos preguntado a qué huelen las madres. Su respuesta ha venido en  forma de tres micro relatos que queremos compartir con todos vosotros. Relatos que formarán parte del contenido de nuestro próximo Café Virtual Cómo Escribir sobre Perfumes del Jueves 28 de Abril a las 19 horas. Porque como Vendedores de Perfumería, Parfumbloggers o Parfumlovers siempre surge una ocasión en la que nos ponemos a prueba teniendo que escribir sobre perfumes. Nada mejor que aprender de aquellos que saben combinar como nadie el arte de unir las palabras y apelar a los recuerdos.

Este es el segundo micro relato que nos ha regalado:

 

El viaje más largo

Vivo lejos de mi madre. No la veo hace tres años. Primero fue la pandemia, luego la vorágine del trabajo y ahora es esta guerra la que no me deja viajar. No me quiero separar de mis hijos y mi madre está en el otro lado del mundo. Hablamos casi a diario, nos vemos las caras por videollamadas, pero lo que más echo de menos es su perfume, esa sensación de estar en casa cuando atravieso la puerta y reconozco el olor de mi infancia y de los primeros abrazos.

Ella también está sola y me dice que le gusta abrir el perfume que yo utilizo para sentirme cerca. Mis hijos también lo abren desde que me descuido, y algún día seguro que yo reapareceré en sus recuerdos cada vez que lo huelan. No es el mismo olor que el de mi madre. Le robaba un poco del suyo cuando quedaba con mis primeros novios, pero no quería oler como ella para siempre. Es verdad que las dos fragancias se parecen, pero el mío es más cítrico y más exótico, y el de ella mantiene ese aire clásico que tanto se asemeja a su serenidad y a su elegancia. Las dos nos olemos en la distancia. Yo no he comprado su perfume. No lo necesito. Lo huelo desde mi memoria cuando  me  quedo sola y lo evoco con ese sosiego que ofrece la nostalgia cada vez que nos permite viajar lejos. Mi madre huele a vida en medio de este caos y de esta locura bélica que estamos viviendo. Muchas veces, cuando la escucho hablar desde la pantalla, me quedo en silencio y soy capaz de sentirla a mi lado; pero no necesito extender la mano para rozarla. Solo huelo y aspiro profundamente. No hay viaje más largo, ni más duradero.

Santiago Gil

Gran Canaria, 18 de Marzo 2022.

 

 

¿Quieres participar en el próximo Café Virtual con el escritor y periodista Santiago Gil: Cómo escribir sobre Perfumes?

 

Jueves 28 de Abril a las 19 horas (Madrid).

 

Aprenderemos algunos tips y recomendaciones de escritor para escribir sobre perfumes, hacer reseñas, evocar aromas y describir emociones olfativas.

 

Taller gratuito.

 

Si deseas inscribirte, envíanos solicitud de reserva de plaza a info@formacionperfumes.com

 

 

Deseo que este contenido te haya resultado útil. Si lo deseas, puedes reenviar este artículo a tus compañeros. Entre todos podemos crear una gran comunidad de Vendedoras de Perfumes.

 

Suscríbete

Podras recibir novedades

15585
ESCRÍBENOS
A %d blogueros les gusta esto: